Información Turística - El portal de información turística para hispano hablantes
 
Argentina

Argentina / Tucumán

El parque tiene estatuas de gran valor histórico

El parque tiene estatuas de gran valor histórico

Las esculturas del parque 9 de Julio formarán parte de un circuito turístico mundial y -en el futuro- podrían ser declaradas Patrimonio de la Humanidad. La gestión fue iniciada por una organización internacional que busca proteger las obras artísticas de fundición que están dispersas por el planeta.
En este caso, se trata de más de 20 reproducciones de obras clásicas, realizadas en hierro por una célebre fundición francesa, que el creador de la UNT, Juan B. Terán, trajo a principios del siglo pasado. Hoy muchas de ellas están pintadas de blanco y requieren un trabajo de restauración y puesta en valor, según comentó el arquitecto Ricardo Viola.

Como representante de la provincia en el “Coloquio internacional sobre piezas francesas en Hierro Fundido del siglo XIX: una colección de arte en emergencia”, realizado en Montevideo, Viola descubrió que la asociación mundial no tenía en su inventario las obras existentes en Tucumán.

“Se quedaron abriendo la boca al ver que en tan poco espacio hay tantas obras. La idea es ponerlas en valor, tratar de que se las dé a conocer y que entren en las rutas turísticas -afirmó-. Más adelante se va a tratar de que se declare a ese patrimonio, que ya es escaso, Patrimonio de la Humanidad”.

Viola destacó que es un privilegio para la provincia tener más de 20 esculturas de tanto valor histórico y cultural. “Son obras de autores célebres de Francia, que a fines del siglo XIX y comienzos del XX vendían los derechos de sus obras a las fundiciones, que las reproducían en serie”, explicó el arquitecto, que integra la comisión directiva de la asociación, como representante del NOA y del Ente Tucumán Turismo.

“Las esculturas están pintadas para simular mármol. Hay que mostrarlas como son, de hierro puro. En algunos casos se están oxidando y necesitan urgente una intervención, para que no las perdamos -alertó-. Este grupo también se dedica a asesorar en ese sentido. Por medio de los estudios que han hecho, se ha logrado saber con exactitud los autores, los nombres, la procedencia y el significado de cada obra”.

Viola remarcó que no existe en otra provincia argentina una cantidad de estas esculturas como la que tiene Tucumán. “Hay dos de ellas que habían sido robadas y se recuperaron, pero nunca se reincorporaron a su sitio. Son dos animales mitológicos que estaban en Jardín a la Italiana y que permanecen tiradas en la Dirección de Espacios Verdes”, agregó. También mencionó otras esculturas de mármol que siguen abandonadas en el lugar el Fauno Danzante y la Diana de Gabie, que desde hace más de 15 años está esperando que se le reponga la cabeza.

Muchas piezas son víctimas de la depredación

Las esculturas de hierro, en el parque, suelen ser blanco de delincuentes. A la lista de las que fueron robadas o dañadas, en enero del año pasado se agregó una estatua titulada El Idilio, que estaba emplazada en la entrada sudeste y desapareció. Tenía una altura de 70 centímetros. “Siempre desaparecen figuras de hierro del mismo tamaño. Antes se habían llevado otras dos esfinges y se las encontró tiradas en un canal. Frente a la casa del Obispo Colombres había una vestal (doncella) que fue derribada y se le quebró la cabeza. Una vez que la restauró el escultor Herman Langlouis, la volvieron a instalar en el mismo sitio, pero al poco tiempo la robaron”, contó Elena de Avellaneda, jefa de Estadísticas y Archivo de Espacios Verdes.

En un patio de la mencionada dirección permanece desde hace años una de las esfinges robadas y recuperadas. La pieza está rota y no se la puede restaurar porque no hay un presupuesto destinado al efecto, según explicó Avellaneda.

Encargado de la restauración de obras dañadas, el escultor Angel Díaz lleva a cabo una tarea solitaria en el taller que la Municipalidad tiene en el parque. Ahora trabaja con un busto de cemento de Lola Mora que estaba frente a la Casa de la Cultura municipal y que un día amaneció destruido.

Díaz considera que la mayor parte de la gente que visita el parque lo hace con una actitud depredadora. “Muchos vienen a este sector del parque a tirar basura. Si ven algo de hierro, se lo llevan -dijo-. A este busto de Lola Mora ya lo rompieron dos veces. La autora (Griselda Nasif) ya no quiere saber nada con la Municipalidad”.
El escultor trabaja también con un busto del almirante Guillermo Brown, que estaba en la plaza homónima del barrio Victoria.

En el espacio público no hay arte contemporáneo

No hay en los espacios públicos de la capital tucumana otra clase de esculturas que no sean las que siguen la estética clásica, neoclásica y naturalista, propia del siglo XIX y la primera mitad del XX. Tal observación es fruto de un estudio realizado por la licenciada en Arte Lilian Prebisch.

“La escultura pública es un modo de expresión estereotipado, poco comprometido con el entorno urbanístico y con el público”, escribe en su trabajo, donde se registra que en esta ciudad hay unas 115 esculturas emplazadas en espacios públicos.

A pesar de que en Europa la tradición monumentalista continúa, pero cada vez con menos fuerza, en América Latina los totalitarismos producen un atraso al conservar y reexplotar el arte monumental en su forma más tradicional, carente de actualidad y significación moderna, según la especialista.

“Para instaurar una concepción más contemporánea de la escultórica en los espacios públicos, desde el Estado tiene que haber una apertura hacia nuevas formas de expresión artística”, agregó Prebisch.

Como ejemplo de ciudades donde existe un concepto más actualizado, la experta mencionó a Córdoba. También en Resistencia (Chaco), la llamada “ciudad de las esculturas” se lleva adelante una política de producción escultórica contemporánea, destinada al espacio público, como atractivo turístico. “Este mismo interés por la producción de esculturas contemporáneas, se suman Palpalá (Jujuy) y muchos otros lugares del país donde se organizan encuentros artísticos -dijo la docente-. Pero las obras se ubican arbitrariamente en los espacios públicos de la ciudad. Tampoco eso es lo ideal. Creo que no hay que llenar los espacios por llenarlos, sino hacer un estudio interdisciplinario con los urbanistas y paisajistas, para pensar desde otro punto de vista el espacio público”.
Con respecto a los monumentos de estilo tradicional, Prebisch aclaró que la mayoría tiene su valor y hay que conservarlos, pero a la vez generar espacios públicos con expresiones nuevas.


Fuente: Diario La Gaceta - Tucumán

 
 

Ubicación geográfica


 
Aviso Legal - Contacto - Registrar su empresa o servicio
Todos los derechos reservados 2007©
 

Buscador Información turística

 

Información turistica reciente

 

Recientes servicios turísticos registrados

  • Hosteria / De Las Sierras
    Córdoba - Argentina
  • Hostal / Las Lajas
    Córdoba - Argentina
  • Hoteles / Estancia Agua De Oro
    Córdoba - Argentina
  • Complejos / Los Álamos
    Córdoba - Argentina
  • Colonia / Parque
    Córdoba - Argentina
 

Información turística 2.0

Seguinos en twitter Hazte fan Seguinos en twitter